Las calles de La Habana, Cuba

“Cuando caminas por La Habana, en Cuba, sentís que volviste en el tiempo”

La clásica frase de la gente que vuelve de La Habana, Cuba, es sin dudas la del viaje a través del tiempo.

Habana Vieja - La Habana - Cuba

Vamos a empezar hablando de su gente. ¿Qué se puede decir de los cubanos en general? Son muy amables, cultos y piropeadores.
Suelen decirte que en Cuba todo el mundo te pide cosas, te ofrece servicios y que si detectan que sos turista es imposible caminar por sus calles. Si tuvieran la posibilidad de visitar la ciudad, sabrán que no es tan así.

Bodeguita del medio - La Habana - Cuba


Además, ¿en qué lugar del mundo en el que vayamos de turista la gente no viene a pedirte o a ofrecerte servicios?
Por otro lado, hay que hablar de sus calles, con sus edificios viejos en perfecto estado. ¡Pero Ojo! Viejo no es sinónimo de destruido, es más, aquí es todo lo contrario. Esto deja que se vea la arquitectura de la ciudad en todo su esplendor. Sin torres modernas que tapen las hermosas estructuras.

Fabrica Cohiba - La Habana - Cuba

Entonces volvemos a la frase del principio, ¿estás en 1959 cuando visitas la ciudad? Por un lado lado sí. Caminar por esas calles que están iguales que hace 50 años y respirar ese humo de habano constante, hace que te sientas en ese momento.

Carteles Che Guevara - La Habana - Cuba

Ahora, creemos que la gente ya no es la misma, está mucho más informada que antes, y te lo hacen saber.

Eso sí, es imposible caminar por esas calles sin pensar en cómo sería la vida hace 50 años, lo que hace que sea una visita obligada para todo viajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.